La Fundación Arme nace el 14 de enero de 2005 como una iniciativa de la Señora Dora Franco de Mejía, resultado del compromiso social y su intención de brindar calidad de vida a los colaboradores del grupo Empresarial Arme, sus familias, adultos mayores y mujeres en estado de gestación de los municipios de Pensilvania, Chinchiná y Palestina.

Dora Franco de Mejía es una mujer visionaria que siempre ha entendido las necesidades de las personas menos favorecidas, y desde su rol empresarial, ha gestionado y direccionado recursos para los programas sociales.

Esta idea fue apoyada por su familia, como parte del compromiso social de los Mejía Franco, quienes siempre han tratado de brindarle apoyo, mejores oportunidades y bienestar social a quienes hacen parte de sus empresas.

La fundación contribuye al mejoramiento de la calidad de vida de los colaboradores, familias y comunidad a través de los siguientes programas:

 

• Ilusionarme, es el programa insignia de la Fundación, mediante el cual se ofrece atención integral para el fortalecimiento personal y el desarrollo de la autonomía de las gestantes. Se Trabaja para que la mujer gestante y su familia puedan vivir un embarazo satisfactorio, tratando de brindar estabilidad emocional a los bebes desde antes de nacer. La gestante y su familia adquieren conocimientos sobre ejercicios físicos y técnicas que facilitarán el momento del parto, se da orientación sobre una adecuada nutrición, se brinda información sobre los cuidados en el post parto, sobre el recién nacido y la importancia de la lactancia materna. Al finalizar el acompañamiento, la fundación hace entrega de “la caja de ilusiones”, la cual contiene diferentes elementos que contribuyen al bienestar de los recién nacidos. Este Programa se ha desarrollado desde el año 2014 en los Municipios de Pensilvania, Chinchiná, Palestina y Corregimiento de Arauca, con atención a más de 200 gestantes y sus familias.

• La Fundación cuenta con una casa de apoyo, donde se albergan niñas de escasos recursos económicos que lograron su ingreso a la Universidad, pero que no tienen familiares o allegados en Manizales que las puedan hospedar en sus hogares. A parte de brindarles alimentación y hospedaje, se ofrece un acompañamiento integral y se propende por la sana convivencia y el buen trato entre las personas que allí habitan. Adicional se gestionan auxilios económicos para estas jóvenes, los cuales sirven para cubrir sus gastos personales y los de mantenimiento universitario. De esta manera la Fundación invierte en la formación profesional de las mujeres del área rural, brindándoles condiciones óptimas para cumplir su propósito de convertirse en profesionales y poder regresar a sus regiones y contribuir en el crecimiento y construcción social de sus lugares de origen. Con este programa se han apoyado 32 jóvenes provenientes del Oriente de Caldas.

• La Asociación de Paneleros de Morrón fue creada para promover la unión de los campesinos de las veredas de Morrón, la Esperanza y Armenia del Municipio de Pensilvania, buscando que cultiven sus tierras y fomentar la seguridad alimentaria. Esta Asociación nace en marzo de 2014, con el aporte de la Fundación Arme quien hace entrega de las semillas de caña para dar comienzo a sus cultivos. Al día de hoy cuenta con 27 Asociados.

• La educación es uno de nuestros principales compromisos, por tal motivo, al iniciar cada año se entregan alrededor de 200 bonos educativos a los hijos de los colaboradores que devengan menos de dos SMLV. Así mismo se brinda apoyo económico a los colaboradores que adelantan cualquier tipo de estudio técnico, tecnológico, de pregrado, postgrado, especialización o maestría, convencidos que la educación abre nuevos horizontes y es la mejor inversión que se puede hacer en la construcción de una sociedad con ciudadanos preparados, competentes y emprendedores.

• El sueño de toda persona es contar con una vivienda propia y digna, por tal motivo la Fundación brinda subsidios para compra y mejoramiento de vivienda apoyando los sueños de una casa propia en condiciones dignas que contribuyan a un clima familiar confortable y acogedor.

• El nacimiento de un bebé trae consigo siempre una nueva ilusión, es por esto que brindamos un completo ajuar de bebes a todas aquellas familias de los colaboradores que reciben la bendición de convertirse en padres, para que sientan que el núcleo familiar es la base fundamental de la construcción social.

SUBIR